Entrevista a Lucía Ruiz

Continuamos con las entrevistas a las jugadoras, siguiendo con las más veteranas del club, como es el caso de Lucía Ruiz, entrenadora del alevín N2 y jugadora del senior autonómica.

Cuál es tu primer recuerdo de un partido de baloncesto?

Recuerdo que mi primer partido lo jugué con el equipo de mi colegio, Voramar, y fue en las pistas del colegio Santa Teresa, contra Jesuitas.

Tengo muy buen recuerdo de ese partido, porque a pesar de que los aros estaban doblados y de que nos ganaron 78-3, vinieron todas nuestras familias a animar y nos lo pasamos muybien.


Cuántos años llevas en el club? 
Ya he perdido la cuenta! Creo que esta va a ser mi temporada n°11.

Cuál es el ejercicio que más te gusta hacer entrenando?

Me encantan los ejercicios de 4c4 o 5c5, pero los que más me gustan, sin duda, son los de tiro. Los que menos me gustan son los de 1c1.

Como te defines como jugadora?

Esta pregunta es muy complicada! Diría que soy una jugadora tranquila. Mi fuerte nunca ha sido correr y eso lo intento compensar con buenos tiros o con visión de juego, dando asistencias, que después de meter triples es una de las cosas que más me gustan jajajajaja.

Si no jugases al baloncesto…

Probablemente jugaría al tenis o al fútbol. Me encanta el tenis pero me gustan más los deportes de equipo como el baloncesto, por eso creo que de pequeña elegí este deporte y no me arrepiento para nada de haberlo hecho.

La jugadora contra la que he jugado que más me ha impactado es….   porque…

No suelo acordarme de las jugadoras contra las que compito, pero desde Alevín hasta 2ºaño de infantil tuve la suerte de poder jugar en el equipo con Carla Alemany. Creo que es una de las jugadoras con las que más he disfrutado el baloncesto, tanto jugando con ella en el mismo equipo, como contra ella los años posteriores.

También me han impactado muchas veces jugadoras de Picken, de Villarreal o del Valencia Basket, pero cuando vas a jugar contra este tipo de equipos ya sabes lo que te espera, por eso la sorpresa suele ser menor.

Cuéntanos alguna anécdota de algún torneo o campeonato

Mi segundo año de infantil nos ofrecieron a mi amiga Marina García y a mi ir a jugar un torneo con las Cadetes, que por ese entonces eran el mejor equipo del club y nosotras apenas las conocíamos. Fuimos con mucha vergüenza y yo estaba muy muy nerviosa antes del primer partido, porque me daba miedo hacerlo mal, pero las compañeras del equipo nos acogieron muy bien y me tranquilizaron un poco. Lo que yo no tuve en cuenta para el torneo es que íbamos a tener que jugar con la segunda equipación de CaboMar, esa blanca/transparente que tan poco nos gusta a las jugadoras, y toda mi ropa interior era o de rayas o de dibujitos.

Fue un desastre, eso me puso aún más nerviosa, aunque nos reímos un montón cuando salí del vestuario y me lo vieron las compañeras jajajaja

Así que ya sabéis… esto es una anécdota-consejo

 

Entrevista a Judit Farrando

Estrenando los dípticos de información del fin de semana, hemos realizado una entrevista a una de las jugadoras más carismáticas del club, Judit Farrando, entrenadora de Baby y Jugadora de Nacional.

Cuál es tu primer recuerdo de un partido de baloncesto?

Mi primer recuerdo es el del primer partido que jugué, yo era benjamín de primer año en Ángel de la Guarda y no teníamos liga, tan solo entrenamientos en el colegio. Un fin de semana me avisaron de que podía subir a jugar con las alevines en su partido de liga y ahí me presenté yo. La verdad es que no recuerdo más allá de mis nervios y lo enorme que me quedaba la equipación, pero también que fue un día genial y el primero de muchos partidos.

Cuántos años llevas en el club?

Empecé en el club en el segundo año de alevín y aquí sigo hasta ahora, son 12 años ya.

¿Cuál es el ejercicio que más te gusta hacer entrenando?

Como jugadora, odio los ejercicios de tiro en los entrenamientos, a pesar de que son muy necesarios. Me gusta cualquier ejercicio que involucre dos equipos y juego, ya sea 3×3, 4×4 o 5×5.

¿Cómo te defines como jugadora?

Pues pienso que soy una jugadora “indefinida”, nunca he llegado a tener una posición concreta, dependiendo del partido juego de una manera u otra. Pese a llevar tantos años jugando, soy una jugadora con falta de cabeza y serenidad, lo cual hace que mantenga una intensidad alta, pero a veces vaya un poco más “a lo loco” de lo necesario en situaciones determinadas. Soy muy competitiva, incluso en los entrenamientos, siempre intento ganar. Por último, pese a llevar 14 años jugando al baloncesto, sigo siendo una jugadora en formación que no deja de aprender.

Si no jugases al baloncesto…practicaría cualquier otro deporte, supongo que habría probado en el fútbol y quizá a día de hoy siguiera en él.

La jugadora contra la que he jugado que más me ha impactado fue la base de la selección catalana porque a los 13-14 años tenía un manejo de balón impresionante, no tenía necesidad alguna de mirar la pelota, hiciera lo que hiciera, sabía en todo momento donde estaba. Además, era capaz de organizar al resto de jugadoras en cada ataque y tenía una gran calidad en la distribución del balón.

Anécdota campeonato:

Anécdotas tengo varias, pero quizá una de las más peculiares  fue en un torneo que jugué en Amposta con la selección Valenciana. Estábamos jugando un partido contra la selección catalana y al descanso, nos fuimos al vestuario a la típica charla. Cuando ésta acabó, la gente fue saliendo a la pista y yo fui al baño antes de salir. La última jugadora en salir, olvidó que yo estaba dentro del aseo y cerró la puerta con llave. Así que cuando intenté salir del baño, la puerta estaba cerrada y empecé a gritar y a golpearla por si alguien me escuchaba y podía avisar a alguien. Parece ser que en ese momento no había nadie por los pasillos del pabellón y todo el mundo estaba en la pista o en las gradas. Lo peor de todo fue que ni siquiera mis compañeras se dieron cuenta de que faltaba en el calentamiento descubrieron que no estaba cuando la entrenadora dijo el quinteto que empezaba el cuarto y al decir mi nombre no me encontraba en el banquillo. Después de 10 minutos en el vestuario, mi segunda entrenadora entró y me encontró sentada en el suelo esperando tan tranquila y me hizo salir corriendo directamente a la pista para jugar.